Una oportunidad para Verizon

Una oportunidad para Verizon.

Una de las citas del inversor con más éxito del mundo, Warren Buffett dice que ”Sea temeroso cuando los demás sean codiciosos y codicioso cuando los demás sean temerosos”. Al tratarse de los mercados, es bien sabido que cuando estos caen, no necesariamente tiene que perder todo el mundo.

Es cierto que por ahora luce difícil predecir cuándo es que acabará la venta masiva actual que hay en el mercado y es que existen muchas incógnitas en el aire ¿Cuál será el resultado de la guerra comercial entre China y Estados Unidos? ¿Hacia dónde ira el rumbo de política monetaria de la Fed? ¿Habrá recesión en 2019? Estas incógnitas sólo provocan que los inversores se mantengan al margen para el año que viene y que lastren las acciones de algunas empresas a corto-mediano plazo.

Sin embargo, para los osados que estén dispuestos a aprovechar estos momentos, existen opciones para comprar y retener acciones de empresas que puedan reportar grandes beneficios. Por ahora tenemos al menos una empresa de dividendo fiable a tener en cuenta, en este momento en que las acciones se han llevado un duro golpe en la reciente crisis del mercado, que provoca que su rentabilidad sea atractiva.

Verizon Communications

Para nadie es un secreto que los servicios públicos de telecomunicaciones son productores de grandes ingresos y es que no importa en qué dirección este apuntando la economía, puesto que tanto el internet como las conexiones inalámbricas probablemente se convierta en lo último que los consumidores eliminen de sus listas de cosas imprescindibles. De esta previsibilidad y rigidez se garantizan siempre ingresos fluidos para cualquier servicio de telecomunicaciones, de forma independiente de las condiciones económicas.

De ahí que las acciones de este tipo se conviertan en valiosas incorporaciones para los portafolios de personas jubiladas, de ahí que Verizon Communications se convierta en una opción atractiva. La compañía posee una sólida trayectoria de recompensar a los inversores con dividendos de crecimiento.

Pese a lo desafiante pero sobre todo, rápida evolución del entorno de las telecomunicaciones en el que vivimos, Verizon continua ganando fuelle, ahora registrando un crecimiento robusto durante los primeros nueve meses del 2018 y aunque recientemente hubo un retroceso del 9% (paso de los máximos de noviembre de 61,58 dólares a cerrar recientemente en 55,86 dólares), que se debió principalmente por el debilitamiento que mostró el mercado en general, las acciones de Verizon entonces ofrecen ahora mismo una rentabilidad anual del 4,22%; siendo así que la empresa ha elevado su dividendo durante 14 años de forma continua.

Para nadie es un secreto que las acciones de telecomunicaciones no pueden proporcionar grandes ganancias de capital, particularmente si se comparan con las que reportan las acciones de las grandes tecnológicas que son más volátiles. Pero a cambio de ellos, los riesgos a la baja son más limitados en los momentos en los que surge la adversidad y la incertidumbre. Por poner un ejemplo, en los últimos tres meses, mientras el S&P 500 ha descendido más del 11%, Verizon logró subir en torno al 6%.

Con un balance fuerte para la compañía, el crecimiento de dividendo y su posición como líder en el desarrollo de tecnología 5G convierte a Verizon en una sólida (y relativamente segura) opción de ingresos.