¿Se acerca una recesión?

¿Se acerca una recesión?

De acuerdo a un sondeo realizado por Reuters una recesión podría estar asomándose para la economía estadounidense probablemente en dos años, esto después de que mostrara un impulso y desempeño importante en el trimestre que está terminando.

La proyección de diversos analistas coincide en que para 2018, el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos tendrá en promedio una expansión de 2,9%, no obstante esta inercia parece no ir más allá del presente año, ya que a partir de los siguientes dos años, la economía bajaría de esta cúspide comenzando a desacelerarse, esto quiere decir que una recesión podría hacerse presente para la economía norteamericana.

Hace apenas un mes, los diversos consultores no tenían esta proyección tan negativa, lo que quiere decir que esta ha empezado a fluctuar por factores como el retroceso de la economía en general impulsado por el presidente Donald Trump y sus batallas comerciales así como por el retroceso en la industria estadounidense que ha mermado el impulso que habían dado los recortes a los impuestos aprobados el año pasado.

Los economistas de BofA, Merrill Lynch Joseph Song así como Stephen Juneau compartieron la siguiente nota con sus clientes “Nuestros cálculos sugieren que una gran guerra comercial llevaría a una reducción significativa del crecimiento. Un declive en la confianza y trastornos en la cadena de suministro podrían amplificar el choque comercial, llevando a una recesión”

El cambio a escala mundial que han empezado a impulsar los bancos centrales en sus políticas monetarias, alejándose de los estímulos que fueron producto de la crisis financiera, habla de un posible crecimiento más moderado. Tenemos como ejemplos al Banco Central Europeo y su compromiso para poner fin a su programa de compra de bonos de más de 2,5 billones de euros, mientras que el Banco de Inglaterra envía señales para posiblemente elevar sus tasas en el corto plazo, por su parte la Fed elevó la tasa de fondos federales en 25 puntos pasando del 1,75 a 2,00 por ciento, llevando las tasas de interés por encima de la inflación por primera vez en más de una década y todo apunta a que este aumento gradual se mantendrá por algún tiempo. Por ahora tiene planeado dos aumentos adicionales para este año, lo que daría como resultado un total de cuatro alzas en 2018, tal y como sostienen economistas encuestados.

En las encuestas los economistas prevén en más de un 85% que la tasa de fondos federales se encontrará en un rango 2,25 y 2,50 por ciento para el fin del presente año. De ahí se esperaría que las tasas subieran al menos dos veces más en 2019 (según proyecciones).