Repunte en materias primas

Disney con nuevos bríos

La reanudación de las conversaciones entre los Estados Unidos y China, será beneficioso para los mercados agrícolas, de la soja hasta el mercado porcino, esto gracias a un dólar débil, siendo así que podría proporcionarles un impulso además de a los productos industriales tales como el cobre y hasta el petróleo.

Algunas de las materias primas que resultarían beneficiadas de temas positivos de larga duración, serían algunas tales como el trigo, derivado del sentimiento de los traders que creen que logrará mantenerse en los picos de la semana pasada; otro ejemplo podría ser el gas natural, esto respaldado por las preocupaciones alrededor de los bajos niveles de reservas para el período invernal que se avecina y el subsecuente aumento en el gasto en calefacción. Sin embargo, también existen materias que no verán un alza, tal es el caso de los metales preciosos, que mantendrán la tendencia bajista, de acuerdo al consenso de los analistas si el dólar continua debilitándose eso en automático restaurara el valor del oro como refugio seguro.

Debilitamiento del dólar.

Se ha generado especulación, alrededor de un posible acuerdo comercial que podrían alcanzar China y Estados Unidos antes de que llegue noviembre, fecha en la que se estarían reuniendo Xi Jinping y Donal Trump, presidente de China y Estados Unidos respectivamente. Tan sólo el día jueves, el índice dólar registró una fuerte caída como no se había visto desde julio, al conocerse que el viceministro de comercio chino, Wang Shouwen será acompañado por una delegación de nueve miembros al momento de celebrarse las conversaciones con funcionarios estadounidenses que estarán liderados por David Malpass, subsecretario del Tesoro. Pero esta no fue el único factor que hizo que el dólar descendiera durante la última semana, ya que también pesaron los poco alentadores datos económicos de Estados Unidos, un repunte en divisas tales como el yen y el euro.

Soja, Cerdo y trigo.

La soja se ha visto castigada una vez que comenzó la disputa comercial entre los gigantes de la economía, ya que le fue impuesto desde Pekín un arancel del 25% a la soja estadounidense, hasta la semana pasada cuando experimentó la mayor subida semanal en dos meses, una vez que se dio a conocer la reanudación de las conversaciones comerciales entre ambas naciones. Esta noticia, logró una subida semanal del 4,3% enviando el contrato de soja de estadounidense de septiembre en 8,8625 que es un nivel por encima de su media móvil de 50 días.

Por su parte las últimas dos jornadas han llevado al mercado a alcanzar su límite superior en cuanto a cerdos magros y es que, la semana pasada logró tener una subida del 6%, después de que en términos anuales estos habían bajado en un 25%.

Mientras que en el caso del trigo, este lleva un aumento anual del 31% además de que luego de conocerse las predicciones de sequía para Australia los beneficios todavía se acentuaron más. El aumento visto del 2,4% la semana pasada, vino después de que Rusia diera a conocer la posibilidad de restringir él envió de 2018-2019 a 30 millones de toneladas.