Problemas con el carbón australiano

Problemas con el carbón australiano.

Una noticia que ha hecho eco en el otro lado del mundo, ha sido el anunció de que el gigante asiático, China reducirá sus importaciones de carbón de Australia debido a lo que han designado como “posibles retrasos”. Pues bien ¿A qué se debe esta toma de decisiones por parte los chinos? Pues bien, aquí surgen preguntas importantes ¿Es acaso una represalia a la prohibición de la red 5G que Huawei iba a poner en marcha en Australia, como resultado de una recomendación de sus aliados los Estados Unidos? ¿Existen pruebas tangibles sobre el atentado a la seguridad que representa Huawei? Sería impensable creer que tanto el gobierno de Australia como los políticos de la nación, se hayan dado un tiro en el pie, al haber tratado de forma tan irrespetuosa a sus clientes más grandes en la forma en la que los hubieron tratados.

Por ahora los comerciantes chinos han estado deteniendo sus habituales compras de carbón térmico y carbón de coque australiano a medida que los tiempos de compensación en las aduanas del gigante asiático se han llegado a duplicar a por lo menos 40 días en el mejor de los casos y en los que no este período se eleva por las nubes. Pero la preocupación que pone en jaque a los australianos, se debe a que sólo se han visto afectadas las importaciones de este país, que además es el proveedor de combustible para el mayor consumidor de esta materia prima en el mundo. Sí bien, el despacho de aduanas solía tardar de entre cinco a veinte días en hacer el proceso correspondiente ahora se ha disparado hasta los 45 días.

Aun no está claro el por qué China ha elevado tan drásticamente los controles sobre las importaciones australianas, no obstante la tensión entre Beijing y Canberra se ha ido incrementando en los últimos meses, debido a diversos factores entre los que destacan algunas cuestiones de seguridad cibernética y también la influencia que ha venido ejerciendo China en las naciones isleñas del Pacífico.

De esta manera, las autoridades de algunos puertos hicieron notificaciones verbales a los importadores este mes que el carbón térmico australiano y el carbón de coque tardarían más tiempo en poder pasar el despacho de aduana.

Esta actitud de China, no es nueva y es que en anteriores ocasiones, la nación ha frenado las importaciones de carbón en el pasado para apoyar a los mineros de carbón nacional y de esta forma, reducir el consumo de este mineral energético el cual es muy contaminante para la ecología, ya China habría restringido las importaciones de carbón desde Indonesia en el año 2017, esto bajo pretexto de altas impurezas y baja calidad energética. Sin embargo las restricciones a las importaciones australianas, se convirtieron en la primera vez que Beijing redujo las importaciones de carbón de un país en específico, pero sin una razón en particular, por ahora decenas de barcos que transportan carbón así como mineral de hierro se encuentran fuera de los puertos listos para descargar, debido a los posibles retrasos en aduana.

Lo que hasta ahora se sabe de China, es que el carbón que le compraba a Australia sería sustituido por importaciones de Indonesia y Rusia.