¿Momento de incertidumbre? Compra en McDonald’s

¿Momento de incertidumbre? Compra en McDonald’s.

En lo que llevamos del 2018, hemos visto muchos momentos de inestabilidad en los mercados. Subidas, bajadas, desplomes, repuntes, toda una montaña rusa de emociones para los traders y en fechas recientes, la amenaza de una guerra comercial entre dos potencias cómo lo son China y Estados Unidos.

Ante semejante panorama, los nuevos inversores son quienes más sufren al momento de armar una buena cartera de inversiones que les ayude a obtener beneficios pequeños pero constantes y si bien, el año pasado las empresas del ramo tecnológico fueron las que lideraron a los mercados hasta conseguir los máximos históricos que quedaron en los registros, pero esta situación no parece próxima a repetirse.

¿Qué hacer entonces?

Los viejos lobos de mar del sector, saben que independientemente de la estrategia que decidamos seguir y los riegos que esperemos afrontar, siempre, siempre, debemos de buscar una base que nos garantice dividendos, o como se suelen conocer comprar en empresas aburridas ¿Por qué? Sencillamente porque la voz de la experiencia ha llegado a demostrar que cuando apuntamos al largo plazo, es mejor conseguir acciones que posean crecimientos modestos y constantes, pues estos ofrecen mejores resultados que aquellos valores en expansión. Ejemplo de estos, son: Productos de primera necesidad, títulos provenientes del sector energético, garantías.

Pero, regresando al título de este análisis ¡Una hamburguesa con queso para llevar! McDonald’s Corporation tal vez no necesita mayor introducción. Pero por si las dudas, basta con decir que es la cadena de comida rápida más grande del mundo y que de acuerdo al ranking de Forbes, hoy presume ser la séptima marca más valiosa del mundo y su valor ronda los 37,400 millones de dólares.

Y por lo que a nosotros consta, el negocio de las hamburguesas y la comida, siempre tendrá futuro y se seguirán vendiendo esta clase de productos. Los inversores de más tiempo en el mercado, están conscientes de esto y no desaprovechan la oportunidad de conseguir trimestre a trimestre resultados pequeños pero que no dejan de estar ahí. McDonald’s ha venido aumentando sus dividendos desde 1976, año en el que realizó el primer pago de dividendos, evidenciando que su modelo de negocio de comida rápida que ha alcanzado la mayor parte del globo tiene el suficiente poder para generar efectivo no importando cual sea el escenario económico, si existe depresión o hasta cambios en tendencia alimenticia de los consumidores. Tan sólo, en 2017 generó 91,000 millones de dólares en ventas superando por mucho a su más cercano competidor Kentucky Fried Chiken.

McDonald’s actualmente paga dividendos trimestrales de 1.01 dólar por acción, lo que es igual a un dividendo anual de 2.57% y si bien las cifras para algunos no sean interesantes, para quienes saben sacar provecho de cualquier situación sabrán que es mejor tener ahí un flujo de poco pero constante.