La OPEP atenta a la caída del petróleo

La OPEP atenta a la caída del petróleo

El próximo 6 de diciembre, será una de las fechas más importantes para la agenda del petróleo en 2018 y es que este día se llevará acabo la reunión de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) en la que sus miembros buscaran la manera de poner fin a una de las más prolongadas ventas masivas de petróleo en la historia. No obstante, la OPEP no debería de darse el lujo de sentarse y esperar tres semanas y es que la caída del 7% vista el día martes, es una clara señal de lo que podría pasar en el mercado en los próximos días. Las opciones que tendría la OPEP para hacer frente a esta caída en los precios, podría ser un discurso más estricto acerca de la reducción en la producción, la otra sería una reunión de emergencia antes de la fecha programada.

Para Dominick Chirichella, un veterano de los mercados energéticos que le ha dado seguimiento a la OPEP en los últimos 35 años, resulta una verdadera sorpresa que los 15 miembros del cartel (el cual es liderado por Arabia Saudita y que cuenta con respaldo de Rusia, que no es miembro de la OPEP), se vieron envueltos en la última crisis a lo que agregó: "La manera de funcionar de la OPEP en el pasado ha sido zarandear el mercado con una serie de fragmentos de noticias de 30 segundos para tantear la situación en cuanto a los distintos tipos de estrategias que pueden considerar para una próxima reunión". Chirichella señaló además que, cuando Arabia Saudita se convirtió en noticia este fin de semana, al declarar que desde su perspectiva las necesidades de abastecimientos descenderían en 1 millón de barriles al día en diciembre y que además ellos serían responsables de la mitad de ese recorte, el mercado reaccionó con un leve repunte antes de cerrar a la baja. Ante el resultado mostrado por el mercado, los saudíes debieron haber tomado nota para ver que 1 millón de barriles al día “podría no ser suficiente”, de acuerdo al director de riesgo y trading del Instituto de Gestión de Energía de Nueva York aunque de acuerdo nuevamente a Chirichella, la OPEP procedió a presentar el día martes una publicación con tintes pesimistas en donde rebajo el crecimiento de la demanda de petróleo para 2018 tras la disminución del consumo re Oriente Próximo y China, aunque elevando las previsiones de crecimiento del suministro de la OPEP para el año. Pero que aun así, no sirvió para frenar una caída sorprenden del 7%.

Martes sin explicación para el desplome

Para quienes siguen al petróleo, ven que la caída del día martes no se debió tanto por el informe de la OPEP como por las previsiones de la Agencia Internacional de Energía (AIE), cuyo director ejecutivo Fatih Birol había estado implorando a los perforadores de Estados Unidos que elevaran su producción de petróleo, que se encontraban ya en máximos históricos. La AIE se encarga de velar principalmente por los intereses de los importadores de petróleo en Occidente. Birol sugeriría que serían los Estados Unidos quienes añadirían 10 millones de barriles al día (equivalente a la cuota de Rusia) a su actual producción de 11,6 millones de barriles al día. Los rumores señalarían a que sería Rusia quien no estaría de acuerdo con los saudíes en cuanto a los recortes, serían lo que causó esa última caída del petróleo. Otros apuntan a que los modelos de trading algorítmico así como las matemáticas financieras que se basan en objetivos de precios y dejan de lado los fundamentos y emociones, mientras que los últimos señalaron que un tuit del presidente Donald Trump como el culpable.