La crisis del 2008

La crisis del 2008

Estamos a pocos días del décimo aniversario de la quiebra de Lehman Brothers, que se considera el evento que detonó la crisis financiera de Estados Unidos y el mundo. Esta se debió en parte, por el alto endeudamiento, una súbita subida en las tasas de interés, una forma irresponsable de otorgar créditos, acompañado de una deficiente regulación financiera. Para Estados Unidos, la crisis tuvo un costo de más de 8 millones de empleos que además se terminó por expandir a 24 naciones más. Debido a esta crisis financiera los gobiernos a nivel mundial, se vieron en la necesidad de implementar políticas económicas que fomentaran la actividad económica, lo que en ciertos casos derivó en un sobreendeudamiento público que llevó a Europa a la que sería su primera crisis económica, como un bloque comunitario, la Unión Europea entonces se vio en la necesidad de apoyar a los países de la zona euro que estaban endeudados, lo que al final provocó un descontento en algunos y contribuyo al desarrollo de una crisis política que ha tenido su consecuencia más importante en el referéndum británico que ha traído como resultado el Brexit. La crisis que se vivió en aquel momento, termino dando como resultado la primera intervención monetaria concertada de cinco bancos centrales del planeta para bajar la tasa de interés y que al día de hoy, aún existen bancos que poseen tasas de interés negativas (El Banco Central Europeo se ubica en -0.40%, el Banco de Japón en -0.10% mientras que el Banco Nacional de Suiza está en -1.25%) que lo convierte en una distorsión económica.

Luego de estos 10 años de crisis, el PIB per cápita del mundo ya se recuperó así como los empleos perdidos ya se instauraron. No obstante, la hoja de balance de la Fed se mantiene 244% arriba de los niveles anteriores a la crisis, mientras que la tasa de interés estadounidense ha subido 175 puntos base, desde el nivel mínimo histórico que se alcanzó en diciembre del 2008 de 0 a 0.25%; mientras la deuda pública de Estados Unidos como proporción del PIB se encuentra en el 105% y la deuda corporativa a escala global se ha triplicado en vez de disminuir. Otra consecuencia de la crisis, es que el crecimiento económico de China se empezó a desacelerar e incluso se llegó a hablar de una posible crisis bancaria hace dos años, debido al incremento desmedido de los créditos que no tenía a la luz.

Pero quizás lo más grave, fue que esta crisis desató ideas de proteccionismo alrededor del mundo. Siendo Estados Unidos el país que las ejecutara, una vez consumada su salida del TPP, su exigencia para una renegociación del TLCAN y el amague reciente del presidente Donald Trump, por poner fuera a su país de la Organización Mundial de Comercio.

De manera increíble, se puede ver que a 10 años de haber suscitado la crisis global, las naciones no tomaron las medidas correspondientes, dando como resultado países con más deudas, una vulnerabilidad mayor en las balanzas de las naciones, así como tipos de cambio volátiles y distorsiones en la economía.