Inician las sanciones contra Irán

Inician las sanciones contra Irán

La fecha para el inicio de las sanciones que Estados Unidos aplicará contra Irán ha llegado y con esto una semana llena de volatilidad en los mercados se vislumbra, así, tanto el oro así como otras materias primas serían blanco perfecto de las afectaciones, esto a causa de que el dólar permanecerá estoico debido a los positivos datos económicos de Estados Unidos frente a la guerra comercial que los estadounidenses tienen con China así como el nerviosismo que acompaña a las operaciones de Wall Street. Pero el dólar podría verse más afectado luego de la reunión mensual de la Reserva Federal que se llevará acabo el día jueves, ya que si bien, no se espera una subida de los tipos sino hasta diciembre, el anuncio de la política monetaria que haga la Fed será examinado a detalle a la búsqueda de que algo pueda influir en el billete verde.

Esta semana veremos de forma singular, que las operaciones llevadas a cabo con petróleo serán inestables. Aunque es verdad que sin una comprobación contundente de que sean los ajustes los encargados de provocar en el mercado las sanciones a Irán, existen voces que aseguran en que el petróleo West Texas Intermediate (WTI) de los Estados Unidos podría llegar a situarse por debajo de los 60 dólares por barril mientras que el petróleo Brent de Reino Unido se encontraría con precios por debajo de los 70 dólares y es que el pasado viernes, el WTI terminó la sesión en 63,14 dólares y el Brent cerró en 72,83 dólares y para hoy lunes al comienzo de la sesión han descendido sus precios.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump canceló en mayo el acuerdo que el ex presidente Barack Obama alcanzó con Teherán, con el que se permitía el comercio de petróleo a cambio de que Irán redujera su programa nuclear y a partir de ese momento, han sido los mercados petroleros quienes han presentado una volatilidad contrastante y es que logró dispararse en un 20% cinco meses antes de pasar de frio a caliente revirtiéndose todo ese avance en un tiempo menor a cinco semanas. Este contraste se debió a distintos factores aunque todo apunta a que el principal factor fue la urgente necesidad del presidente norteamericano por mantener los precios del petróleo bajos en la víspera de las elecciones de mitad de mandato en los Estados Unidos, que se celebrarán el martes.

Arabia Saudita, que actualmente se encuentra sumido en una crisis desde el mes pasado por la supuesta complicidad en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ha cedido a los deseos de Trump accediendo a extraer tanto petróleo sea necesario y así se llene el vacío que dejó Irán por la exportación de 2 millones de barriles al día, al mismo tiempo la producción de petróleo de esquisto de los Estados Unidos se encuentra registrando máximos históricos, con lo que existe una amenaza de una superabundancia mundial de petróleo. Por último desde Washington se ha emitido una exención para ocho países, que permite que estos puedan seguir comprando cierta cantidad de crudo iraní bajo el argumento de no poder encontrar alternativas rápidas para sustituir su fuente actual.

Opiniones del mercado

Para Dominick Chirichella, director de operaciones y riesto en el Instituto de Gestión de Energía de Nueva York ”La mayoría de los participantes del mercado siguen estando muy relajados, seguros de que no va a haber ningún problema de abastecimiento o logística a corto o medio plazo". Mientras que el Banco de Wall Street afirmó "La concesión de exenciones no implica que las exportaciones de Irán se vayan a estabilizar cerca de los niveles actuales. Seguimos esperando que el mercado mundial de petróleo registre un déficit en el 4T de 2018”.