Estados Unidos vs la Unión Europea.

Estados Unidos vs la Unión Europea.

La turbulenta administración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hoy tiene de nueva cuenta a la expectativa a los mercados. Basta recordar que cuando anunció las medidas arancelarias a las importaciones de Acero y Aluminio, también anunció exenciones para algunos de los países con los que mantiene relaciones comerciales de 30 días y en el caso de la Unión Europea este plazo vence el próximo 1 de junio. El problema por ahora, viene con no existir detalles sobre un posible acuerdo, lo que ha causado que se desate incertidumbre en el posible desenlace que se avecine y es que no se ve siquiera intenciones del lado del gobierno norteamericano de cooperar.

Represalias por parte de la Unión Europea.

Cecilia Malmstrom, comisaria europea de Comercio inició conversaciones con Wilbur Ross, el secretario de Comercio así como con Robert Lighthizer, representante de comercio en aras de evitar una posible guerra comercial. La Unión Europea ha solicitado en varias ocasiones que se les otorgue una exención incondicional de los aranceles del metal, dado que de acuerdo a las normas de la Organización Mundial de Comercio los aranceles impuestos son ilegales. Por ahora el miércoles en Paris, habrá conversaciones al margen de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el jueves en Canadá, en la reunión de ministros de Finanzas, Desarrollo y Gobernadores de bancos centrales del G7.

En caso de no darse algún tipo de avance, los políticos de la Unión Europea han amenazado con represalias mediante la aplicación de aranceles del 25% por un total de 2,800 millones de euros de importaciones estadounidenses a hacerse efectivo a partir del 20 de junio, estos impuestos además, irían dirigidos a aquellos que más apoyaron a Trump en su elección como presidente, así, los productos afectados serían el bourbon de Kentucky, los pantalones Levi’s y las motocicletas Harley Davidson, lo que igualaría los 1,100 millones de euros en aluminio y 5,300 millones en acero que Europa exportó a Estados Unidos en 2017.

De acuerdo al secretario Ross, los norteamericanos sólo renunciarían a los aranceles a cambio de que los demás países acuerden cuotas para sus exportaciones para apoyar a la demanda de metales de Estados Unidos en el mercado nacional. Países como Argentina y Corea del Sur, ya han adoptado esta medida a favor de recibir las exenciones.

Desde Bruselas los líderes europeas han llegado incluso a presentar una propuesta que incluya negociar la cooperación energética en el área de gas natural licuado, la cooperación regulatoria voluntaria e incluso acuerdos para mejorar el acceso a los mercados recíprocos reduciendo aranceles, especialmente para productos como automóviles. Pero esta ha sido ignorada por la administración del presidente Trump, "siendo realistas, si Estados Unidos decide abstenerse de aplicar los aranceles, supongo que querrán imponer algún tipo de limitación a las exportaciones”, fueron las palabras de Malmstrom ante el parlamento Europeo.