Disney con nuevos bríos

Disney con nuevos bríos

Se acerca el momento para que Walt Disney, presente sus resultados del tercer trimestre del 2018 y la expectativa que ahora ha podido levantar da motivos de sobra para que los accionistas estén emocionados. En esta ocasión, en lo que a los analistas concierne, se espera un repunte del 26% de los ingresos de este trimestre hasta alcanzar los 1,95 dólares por acción con unos ingresos de 15.340 millones de dólares.

Por un total de 52.400 millones de dólares, el gigante del sector entretenimiento logró cerrar un acuerdo para adquirir los activos multimedia del que fuera uno de sus rivales del sector, la 21st Century Fox, con lo que la compañía Walt Disney a partir de ahora acaba de agregar un gran repertorio a su ya de por si amplio catálogo de entretenimiento, con lo cual puede hacer frente a sus rivales.

Claro que para poder llegar a hacerse de este gran activo, Disney tuvo que librar una dura batalla en contra de otro gigante de los medios como lo es Comcast y una vez concluida esta, la compañía propiedad del ratón más famoso de la televisión se ha quedado sin ningún obstáculo que le impida hacerse con uno de los activos predilectos de Rupert Murdoch, por lo que tanto su cadena de televisión así como los estudios cinematográficos propiedad de Fox que en los años recientes han producido los grandes éxitos de taquilla tales como Avatar y más recientemente Deadpool, así como las cadenas FX y National Geographic. Con el acuerdo cerrado, el interés de Disney en el servicio de video en streaming de Hulu se disparó hasta un 60%.

Bob Iger, director ejecutivo de la compañía había trazado esta línea que incluía hacerse con la división correspondiente de Fox como parte de su plan que busca detener el descenso de los ingresos en este momento en que sus principales unidades de generación que son la televisión así como la cadena de deportes ESPN, han venido perdiendo tanto audiencia como efectivo en conceptos de publicidad, cuando se hace la comparativa con los servicios de streaming como en el caso de Netflix.

De ahí viene el optimismo de los inversores, que ven de buena manera la capacidad que ha demostrado ahora mismo Disney para defender su terreno y es que con la incorporación de los activos de Fox durante los próximos meses. Ahora mismo, la compañía podrá tener una mayor ventaja competitiva tanto en el cine, como en la televisión y también de los parques temáticos que posee, a manera de compensación por la disminución de ingresos provenientes de la televisión. Ante esta situación, el precio de sus acciones han tenido un repunte del 14% en los recientes par de meses, con lo que rompieron una racha de tres años sin ningún movimiento relevante.