Después de Irán ¿Cómo queda el mercado petrolero?

Después de Irán ¿Cómo queda el mercado petrolero?

Aunque la fecha se veía muy lejana en principio, cada vez está más cerca de llegar el 3 de noviembre. A partir de esa fecha comenzará una nueva era de precios altos del petróleo propiciado por el mandatario estadounidense Donald Trump, como una medida para acabar con las exportaciones de crudo de Irán al mercado. Sin embargo, los tiempos parecen estar adelantándose de acuerdo a las empresas de investigación energética así como los bancos de inversión.

La escasez de suministro debido a la sanción iraní ya ha comenzado a provocar que los refinadores a cambiar de petróleo, del menos costoso conocido como ”amargo”, que es un crudo que posee un alto grado de contenido en azufre, a petróleos más ”dulces” pero que son más costosos. De acuerdo a los investigadores de Energy Aspects, con sede en Londres ”Es el momento de que suban los dulces… y que los amargos se tomen un respiro”, es lo que decía una nota que enviaron este lunes, luego de que el petróleo de referencia global Brent, se situara a escasa distancia de los máximos de tres años y medio, de más de 80 dólares por barril, vistos en el mes de mayo.

Precios bajos, difícil de lograr.

Para el presidente Trump, la medida con la que busca castigar a Irán también tiene otro propósito, impedir que su país salga afectado de los altos precios del petróleo a nivel mundial. La forma en la que espera lograrlo a es por medio de la venta del crudo de la reserva estratégica de petróleo de los Estados Unidos. Sin embargo los mismos investigadores de Energy Aspects han mencionado que pese a la venta del SPR así como los tuits del presidente con su intención de vender las reservas, ”Será difícil mantener los precios bajos por mucho tiempo” además de añadir que ”El mercado físico actual parece más ajustado que en los últimos años”.

Con los crudos ligeros o dulces, tienen menos de 0,5% de azufre y son perfectos para producir gasolina, queroseno así como diésel de alta calidad. Siendo el petróleo West Texas Intermediate de Estados Unidos, uno de los crudos más ligeros del mundo, al tener sólo un 0,24% de azufre, mientras que el Brent que es de la misma categoría posee 0,37% de azufre. Por su parte los crudos amargos o pesados, como en el caso del que se obtiene en México, tiene un contenido de azufre capaz de llegar a un 3,5%. Aunque este petróleo también tiene impurezas las cuales deben eliminarse, antes de convertirse en otros productos derivados, la diferencia es que los amargos tienden a ser convertidos en diésel de baja calidad, así como en petróleos combustibles que requieren un menor procesamiento y que pueden venderse en mercados masivos. Por cierto, el petróleo iraní suele ser principalmente del tipo amargo medio y pesado.

China e India reducen sus cuotas de compras.

Energy Aspects sugiere que las exportaciones de crudo de Irán están descendiendo a un ritmo muy alto lo que podría llevarlos a situarse en menos de 1 millón de barriles al día para el mes de noviembre, ya que tanto China como la India, comprarán menos de lo pensado a la nación de medio oriente. En retrospectiva, Irán solía enviar 2.4 millones de barriles en mayo, convirtiéndolo así en el sexto mayor exportador de petróleo. "Nosotros seguimos creyendo que las importaciones de la India de crudo iraní descenderán por lo menos un 50%, pero hay cada vez más posibilidades de que, a menos que la Administración Trump conceda pronto exenciones, los refinadores de La India no compren nada de crudo iraní en octubre y noviembre", sólo India importó aproximadamente 658,000 barriles diarios de Irán entra abril y agosto.